Páginas vistas en total

viernes, 28 de septiembre de 2018

EL LARGO CAMINO HACIA LA LIBERTAD


Autor: Nelson Mandela

 Una autobiografía apasionante. A través de sus páginas Mandela desvela su itinerario vital y su oposición al apartheid. 


¿Por qué leer "El largo camino hacia la libertad"?
El propio Mandela narra, a lo largo de estas páginas, su historia. Con una memoria asombrosa, recrea episodios del camino que le lleva desde su aldea a ejercer como abogado en Johannesburgo. Su toma de conciencia de la necesidad de plantar cara al apartheid, una lucha que le llevará a pasar décadas en la cárcel, y el modo en que, sin ceder nunca ni renunciar a su dignidad, planta cara a un régimen injusto hasta vencerlo. Prolija en detalles de toda su vida, y simplemente fascinante en el relato del cautiverio en la isla de Robben, este relato será, sin duda, fuente de inspiración para quienes puedan asomarse a su historia admirable.

«Fue el deseo de lograr la libertad para que mi pueblo pudiera vivir con dignidad y respeto para sí mismo lo que movió mi vida, lo que transformó a un hombre joven y asustado en un hombre audaz. Eso fue lo que convirtió a un abogado respetuoso con la ley en un delincuente, a un marido amante de la familia en un hombre sin hogar, lo que obligó a un hombre que amaba la vida a vivir como un monje. No soy más virtuoso o sacrificado que cualquier otro, pero descubrí que ni siquiera podría disfrutar de las escasas y restringidas libertades que se me concedían mientras mi pueblo no fuera libre...» (pág. 646)




Poema Invictus

El texto que mantuvo vivo a Mandela

A continuación te dejo el poema Invictus de William Ernest Henley (1849–1903), que dicen que recitaba Nelson Mandela en los momentos más difíciles durante su cautiverio de 27 años en prisión. Y no solo eso, se lo sabía de memoria, era su medicina espiritual para los duros días que tuvo que vivir en la cárcel.

Una curiosidad de Mandela: fue el preso con el número 46664 en la penitenciaría de Robben Island. El poema fue escrito después de que le cortaran la pierna a su autor tras sufrir la tuberculosis en la infancia, siendo un canto a la vida de superación. A Mandela le habían amputado la libertad, por eso se identificó con el poema.

Poema Invictus

Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.
 

En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.


Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el horror de la sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.


No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma.





viernes, 14 de septiembre de 2018

LAS VENTANAS DEL CIELO


Autor: Gonzalo Giner


Siglo XV el negocio de la lana entre Castilla y Flandes era próspero. Una familia importante en el negocio de la lana que se ve marcada por la envidia entre hermanos, el desprecio de un padre, amores imposibles. Una historia de puertas que se van cerrando y la lucha por ir abriendo otras que dan sentido a una vida, descubriendo el amor, la fidelidad de la amistad y la búsqueda de un fin en la vida.



¿Por qué leer "Las ventanas del cielo"?

Dice el autor al final de su novela «Después de haber leído esta novela cada vez que entres en una catedral gótica o en un templo vestido de vidrios, espero que admires sus vidrieras. No es necesario saber mucho de ellas para poder vivirlas. Ojalá las puedas ver cuando la luz del día las esté atravesando: relájate, siéntate en un banco y experimentas las sensaciones que producen. Si eres religioso, sin duda te ayudarán a comunicarte con Dios durante unos minutos; y si no lo eres, déjate transformar por ellas. Quizás inicies un viaje al interior de ti mismo que llene tu corazón de paz o quizás te conduzca a un mundo que no hayas pisado todavía: el de la trascendencia».

Leyendo esta entretenida historia humana de luchas fratricidas, enredos, intereses ocultos… el autor acaba haciendo que surja en ti el deseo de admirar las vidrieras de las iglesias, catedrales y dejarte deslumbrar por su misterio transparente a la luz del que se para a observarlas. Una invitación a disfrutar de la belleza del trabajo humano que habla del misterio de Dios.

martes, 4 de septiembre de 2018

LA MUJER DEL PELO ROJO


Autor: Orhan Pamuk, Premio Nobel

«Hoy por hoy, después de tantos años, los celos me impelen a no revelar su nombre, ni siquiera a mis lectores. Pero debo contar fielmente lo que ocurrió a continuación.» 

En las afueras del Estambul de 1985, un maestro pocero y su joven aprendiz son contratados para encontrar agua en una llanura estéril. Mientras excavan sin suerte metro a metro, nace entre ellos un vínculo casi paterno-filial, una dependencia mutua que se verá alterada cuando el adolescente se enamore perdidamente de una misteriosa mujer de pelo rojo: un primer amor que marcará el resto de sus días.

El viaje de este joven hacia la edad adulta se acompasa al de una Turquía que ha ido transformándose de forma irreversible, y le sirve a Orhan Pamuk para regresar a los temas que han dominado una buena parte de su obra. En esta mezcla de fábula, relato mitológico y tragedia contemporánea, el autor vuelve a poner frente a frente las culturas de Occidente y Oriente explorando dos de sus mitos fundacionales: el Edipo Rey de Sófocles y la historia de Rostam y Sohrab, inmortalizada por el poeta persa Ferdousí en la epopeya del Shahname o Libro de los Reyes. Ambas tragedias discurren por debajo de una trama absorbente, en una novela de ideas que profundiza, entre otros temas, en la familia y la figura paterna, reafirmando al premio Nobel como uno de los grandes escritores de nuestra época.

La excelente décima novela de Pamuk escruta las relaciones entre padre e hijo con una intensidad casi dolorosa.