Páginas vistas en total

jueves, 14 de marzo de 2019

LA BIBLIA MANGA



Sinopsis
Hay muchas maneras de contar la Biblia. Hay muchas palabras que intentan reflejar la Palabra. En estas páginas se encuentra un acercamiento original, sugerente y que inmediatamente despierta ecos en el lector.


¿Por qué leer "La Biblia manga"?
El manga es un género dentro de la novela gráfica. La fuerza de sus imágenes, el blanco y negro, la contundencia de gestos, y un lenguaje muy contemporáneo permiten a Siku acercar al lector a algunas de las historias más conocidas de la Biblia. O más desconocidas, porque lo cierto es que hoy en día la Biblia ya es, para muchos, una serie de libros que ni se conocen ni se comprenden. Los relatos del Génesis, la historia de Job, el pecado de David, la historia de Job... Estos y otros relatos dejan ver una historia de búsqueda. Una historia violenta (porque sí, en la Biblia hay mucha violencia), compleja, a veces atormentada. Una historia que desemboca en la buena noticia de Jesús... Una historia que merece la pena leer preguntándose cómo los humanos hemos entendido a Dios.

El libro se divide en cuatro grandes bloques (el libro del pueblo elegido por Dios, el libro de los evangelios, el libro de los apóstoles, y el libro del Apocalipsis). No es una Biblia convencional. Es una adaptación. Con alusiones y citas bíblicas para ubicar los pasajes en la Sagrada Escritura. Como señalan los propios autores en la introducción. «Los creadores y editores esperan que La Biblia manga te impulse a leer más en la Biblia. Un libro maravilloso, que puede ofrecer consejo, consuelo y sabiduría para la vida si te tomas el tiempo para leerlo adecuadamente...» Ojalá lo consigan.

miércoles, 13 de febrero de 2019

EL CREDO EXPLICADO A LOS CRISTIANOS UN POCO ESCÉPTICOS


Autor: Luis González-Carvajal


Sinopsis
El Credo no es una oración para recitar de carrerilla, aunque a veces es una oración que recitamos de carrerilla. Es un recorrido intelectual, un diálogo, una serie de afirmaciones que tenemos que irnos apropiando, una pelea, una búsqueda. Todo eso lo muestra con agilidad y de un modo interesante Luis González-Carvajal en este libro, recomendable para cualquiera que se tome un poco en serio su fe.


¿Por qué leer "El Credo explicado a los cristianos un poco escépticos"?
El subtítulo "(Y a los escépticos un poco cristianos)" es toda una declaración del autor. Sobre la incertidumbre, sobre el rechazo de las certidumbres por decreto. Sobre la conciencia de que la duda está en el corazón del creyente y del ateo, porque nuestra necesidad de comprender nos hace asomarnos una y otra vez a las grandes preguntas. Y con esa idea, elige ir dialogando con el credo. Desmenuzando sus afirmaciones. Mostrando lo que significa hablar de Dios como Padre, o como madre, y sobre todo lo que significó en tiempo de Jesús. Cómo entender ese ser todo poderoso (¿se te había ocurrido que es sinónimo de todo cariñoso?). Qué queremos decir al decir que Jesucristo es Dios... A lo largo de las páginas se van tocando cuestiones como la relación entre la fe y la ciencia, la muerte del justo, la libertad, la resurrección, la Iglesia... de un modo sugerente y asequible al lector. 
Luis González-Carvajal tiene una larga experiencia como autor y como pastor, y ahí conjuga de una manera formidable la solidez intelectual con la capacidad para transmitir. Esto, que ya hizo que su «Teología para universitarios» siga siendo una de las mejores introducciones para quien quiera iniciarse en la fe de un modo adulto, se consigue también de manera amena y profunda en este libro.
«La existencia de un proyecto del Creador que guía el proceso evolutivo no es demostrable científicamente, pero tampoco se puede negar en nombre de la ciencia. Nos contentamos con decir que es una afirmación sumamente razonable, porque nadie podría negar que si "la naturaleza" hubiera estado animada desde el primer momento por la intención de acabar engendrando seres conscientes, habría ido "haciendo" exactamente lo que hizo. Antony Flew, uno de los más famosos ateos del siglo XX, dio una muestra de honestidad intelectual al anunciar en 2004 que se había visto obligado a admitir la existencia de Dios cuando le demostraron que, de acuerdo con las leyes de la estadística, la probabilidad de que la naturaleza durante 15.000 millones de años haya ido tomando en cada momento las "decisiones" necesarias para el surgimiento de la vida humana por puro azar es matemáticamente mucho menor que la probabilidad de que salga un soneto de Shakespeare golpeando incesantemente al azar el teclado de un ordenador" (47)
«¡No, y mil veces no!» La justicia de Dios no es como la de las repúblicas bananeras, que condenan a los inocentes y absuelven a los culpables. Jesús no sufrió como consecuencia de la justicia divina, sino de la injusticia humana» (65)

martes, 8 de enero de 2019

FACTFULNESS


Autor: Hans Rosling


 

Sinopsis

El título completo de este libro explica bien lo que el lector se encuentra en él. «Factfulness: Diez razones por las que estamos equivocados sobre el mundo y por qué las cosas están mejor de lo que piensas». De esto se trata, de desarmar, con datos reales, muchas generalizaciones y diagnósticos catastróficos sobre la situación del mundo. Una lectura entretenida, interesante y necesaria.



¿Por qué leer "Factfulness"?

«Factfulness» vendría a ser algo así como ceñirse a los hechos. Más aún, a los datos. Esto es lo que ha hecho durante toda su vida Hans Rosling, médico epidemiólogo sueco que, a partir de su trabajo en zonas de epidemias se empezó a percatar de que a menudo las decisiones se tomaban más basadas en generalizaciones e impresiones que en datos reales. Desde ahí nace su interés por recopilar datos sobre casi todo (economía, demografía, salud, educación...) Y con esos datos ha pasado décadas dirigiéndose a instituciones y líderes políticos y empresariales de todo el mundo. Confirmando, cada vez, la falta de verdadera información con la que muchos de dichos líderes toman decisiones.  «Factfulness» es una síntesis de lo que, según el autor, conviene hacer a la hora de analizar la realidad. Con sugerentes ejemplos, va mostrando dinámicas perniciosas en la manera en que analizamos el mundo: negatividad, miedo, falta de perspectiva, simplificación de los problemas, catastrofismo en los análisis, la búsqueda de culpables o chivos expiatorios, el error de las respuestas urgentes, y más. Una y otra vez vuelve a la tesis principal: hay que tener datos. Que además hoy en día suelen estar al alcance de casi cualquiera que pueda buscarlos. Sin embargo, demasiado a menudo los discursos parten de análisis incompletos, o directamente de intenciones que prescinden de la realidad.

Este es un libro necesario para cualquiera que quiera estar alerta sobre el peligro de la ignorancia mal orientada. Pero especialmente diría que es necesario para tres grupos: los políticos (si bien a menudo estos usarán los datos solo cuando les convenga, así que quizás este sea el grupo menos interesado en la tesis de Rosling); los periodistas y comunicadores (aquí hay una verdadera llamada a contrastar titulares con datos, muy necesaria en este mundo mediático); y la gente que trabaja en cooperación (muchos de los ejemplos de Rosling son tumbativos y muy críticos sobre prácticas y discursos tremendistas y contraproducentes). Y, junto a ellos, cualquiera que quiera, al menos, cuestionarse un par de veces hacia dónde va el mundo en el que vivimos. El libro se devora, es ameno, plagado de anécdotas y datos muy bien expuestos.

«Deberíamos enseñar a nuestros hijos humildad y curiosidad. En este contexto, ser humilde significa ser consciente de lo mucho que tus instintos pueden dificultar tu comprensión de las cosas. Significa que te parezca bien decir: «No lo sé». También significa que, cuando tengas una opinión, estés preparado para cambiarla si descubres nuevos datos. Ser humilde es bastante tranquilizador, porque significa que puedes dejar de sentirte presionado por tener una opinión sobre todo [...] Ser curioso significa estar abierto a nueva información y buscarla activamente. Significa aceptar datos que no se ajustan a tu visión del mundo y tratar de entender lo que implican. Significa dejar que tus errores despierten tu curiosidad en  lugar de avergonzarte...»

lunes, 31 de diciembre de 2018

SHALOM


Me gusta felicitar el Año Nuevo con la palabra Shalom: ​tiene origen en el idioma hebreo, שלום, y transmite un deseo de salud, armonía, paz interior, calma y tranquilidad.

Feliz año 2019

miércoles, 5 de diciembre de 2018

EL MISTERIO DE NAVIDAD


Autor: Jostein Gaarder 


Más allá de los motivos que nos ofrece nuestra sociedad de consumo, el camino de cada creyente hacia la navidad es personal. Cada uno tiene que hacer el suyo. Jostein Gaarder, a través de su calendario de Adviento, te invita a hacerlo de forma creativa e imaginativa siguiendo los pasos de una peculiar caravana a la que se van sumando personajes de todos los puntos del planeta y de todas las épocas de la historia.


¿Por qué leer "El misterio de Navidad"?
El descubrimiento de un singular calendario de Adviento que recorre los 24 primeros días de diciembre, le va a servir al autor de hilo conductor para iniciar un peculiar viaje hacia Belén y encontrarse con ese Dios que nace en nuestro mundo. Un niño que descubre la magia de ese calendario, una niña desaparecida, ángeles bajados de los cielos, ovejas, reyes, emperadores, soldados… son los protagonistas de tan singular historia. Muy sencilla en su argumento, pero llena de magia y sorpresas interminables en cada una de sus páginas. El libro pone de manifiesto que también nuestro tiempo y los que le habitamos, como ha ocurrido a lo largo de los últimos veinte siglos, podemos formar parte de esa caravana singular que camina hacia Belén. Basta abrir los ojos a las señales que Dios sigue poniendo en nuestro camino.


«Cuando hice el gran dibujo del calendario mágico de Adviento –dijo– intenté hacerlo de tal manera que siempre hubiera nuevas cosas que descubrir, pues me parecía que toda la creación de Dios es así. Cuanto más comprendemos, más vemos de las cosas que nos rodean. Y cuanto más vemos de las cosas que nos rodean, más comprendemos. De esa forma siempre habrá algo nuevo que descubrir si mantenemos los ojos y los oídos abiertos a ese milagroso mundo en el que vivimos».