Páginas vistas en total

miércoles, 22 de abril de 2020

DÍA DEL LIBRO


Abril huele a libro, a ese olor tan especial y único que se desprende al abrir un libro nuevo.
El 23 de abril celebramos el Día del Libro. La Unesco escogió este día tan especial porque es la fecha en la que fallecieron Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. Rindiendo, con ello, un homenaje al libro y a sus autores. 
Libros… compañeros en la soledad de las personas mayores. Puerta de entrada a mundos fantásticos e inexplorados para los pequeños. Desconexión de la rutina diaria. 
Los libros también son grandes celestinas que crean lazos entre personas. Hay una cita que me encanta, que dice: “Cuando ves a alguien leyendo un libro que te gusta, es como si el libro te recomendara esa persona”. En mi caso es totalmente cierto. Yo he conocido a muchas personas gracias a compartir el gusto por los mismos libros.
Animemos a los jóvenes a descubrir el placer de la lectura. A entrar en los libros. La mejor manera de hacerlo es que nos vean leer a nosotros.
Dice la joven lectora Enriqueta a su gato Fellini: -Voy a entrar a este libro. -¿No querrás decir que lo vas a leer? –contesta Fellini. -No. Si un libro es bueno te deja entrar. Por eso tiene forma de puerta.


El “Premio de Literatura Miguel de Cervantes” tiene lugar el jueves 23 de abril de 2020 en la localidad de Alcalá de Henares, Madrid. Fue instituido en 1976 y está considerado como el galardón literario más importante en lengua castellana. Está destinado a distinguir la obra global de un autor en lengua castellana cuya contribución al patrimonio cultural hispánico haya sido decisiva.
La entrega del Premio que ha recaído en el poeta Joan Margarit, se pospone a causa de la pandemia del COVID-19.

jueves, 16 de abril de 2020

VIDA EN COMUNIDAD

Autor: Dietrich Bonhoeffer 




Sinopsis
La vida en comunidad siempre será tema de discusión y de reflexión en la fe cristiana. Don y regalo para unos y carga o yugo insoportable para otros. Tal vez esta breve reflexión de Bonhoeffer nos ayude a quitar falsas imágenes de la comunidad y a redescubrir sus elementos esenciales.



¿Por qué leer "Vida en comunidad"?
¿Cuáles serían los elementos fundamentales que contribuyen a formar y a consolidar una comunidad cristiana? Esta es la pregunta que recorre todas y cada una de las páginas de este bellísimo libro. Temas como la oración, el canto, la escucha de la palabra de Dios, la fraternidad, el servicio, el perdón y la eucaristía recuperan de la mano de Bonhoeffer su más auténtica y profunda significación bíblica. Pero hay un elemento más decisivo: Cristo. Él es su fuente y su meta. Sólo teniendo presente lo que Él ha hecho por nosotros es como seremos capaces de hacer eso mismo unos con otros. Nos despierta así el autor de todos los sueños ideales que tantas y tantas veces albergamos cuando pensamos en una comunidad cristiana. Ideales que son muchas más veces reflejo de nuestras pretensiones de poder y dominación, que de verdadero servicio y amor al prójimo.

 “Muchas han sido las comunidades cristianas que han fracasado por haber vivido  con una imagen quimérica de comunidad. Es lógico que el cristiano, cuando entra en la comunidad, lleve consigo un ideal  de lo que ésta debe ser, y que trate de realizarlo. Sin embargo, la gracia de Dios destruye constantemente esta clase de sueños. Decepcionados por los demás y por nosotros mismos, Dios nos va llevando al conocimiento de la auténtica comunidad cristiana. En su gracia, no permite que vivamos ni siquiera unas  semanas en la comunidad de nuestros sueños, en esa atmósfera de experiencias embriagadoras y de exaltación piadosa que  nos  arrebata. Porque Dios no es un dios de emociones sentimentales, sino el Dios de la realidad”.

miércoles, 25 de marzo de 2020

MIS MAESTROS Y MI EDUCACIÓN


Autor: Federico Rubio y Galí



Federico Rubio y Galí (1827-1902) el autor de estas casi olvidadas y amenísimas memorias de infancia y juventud, fue un destacado protagonista de la vida española de la segunda mitad del siglo XIX. Como médico cirujano alcanzó grandes éxitos y una notoria popularidad y también resulta relevante su incursión en la política de la primera República y su influencia en los inicios de la Institución Libre de Enseñanza. 

El que estas memorias no abarquen su vida total sino solo lo que podríamos llamar los años de aprendizaje no le restan a estas memorias nada que importe ni disminuya su abrumadora humanidad y su sonriente encanto. 

Una pequeña joya de la literatura autobiográfica del siglo XIX prologada en la presente ocasión por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, gran admiradora de esta obra. «El doctor Rubio nos habla de la necesidad de inculcar en todos y cada uno de nosotros la empatía. Y lo hace cuando estamos en pleno siglo XIX. El ser humano es siempre el protagonista de sí mismo y de su capacidad de ser feliz, útil, bueno e imprescindible, al modo en que lo proclama Bertolt Brecht».

martes, 24 de marzo de 2020

DIECISIETE


Diecisiete 


Sinopsis
Héctor es un adolescente del norte de España que no es capaz de encontrar su sitio en el mundo. Tras cometer una serie de delitos acaba interno en un centro de menores donde sigue sin relacionarse con nadie, donde a pesar de los esfuerzos de los formadores parece que su situación no mejora. La situación cambia cuando convencen a Héctor para que participe en un programa de integración que le da la oportunidad de conocer a Oveja, un perro al que el propio Héctor da nombre, y que parece despertar un nuevo horizonte en su vida. Cuando se llevan a Oveja de su lado, Héctor se escapa del centro de internamiento y, junto con su hermano Ismael y su abuela Cuca, comienza un viaje en caravana para intentar recuperarlo.

¿Por qué ver Diecisiete?
  • Por su sentido del humor, que va calando poco a poco desde el principio de la película, a pesar de la seriedad de Héctor y de la situación límite a la que se enfrentan los personajes.
  • Porque se trata de cine español de calidad, hecho con mimo, como casi todo lo que hace Daniel Sánchez Arévalo, y merece la pena darle una oportunidad (además está muy a mano en Netflix) 
  • Por un guion que invita a hacer las cosas con el corazón, entregándose del todo, arriesgando lo que haga falta.
  • Porque la película nos enseña una España rural (Cantabria) preciosa, llena de contrastes, con el mar y la montaña siendo testigos y partícipes de la aventura.
  • Para recordarnos que, muchas veces, casi siempre, necesitamos refuerzos, alguien a nuestro lado que nos ayude a seguir hacia delante cuando estamos perdidos o cuando simplemente no vemos hacia donde dar el siguiente paso.

Para pensar
1.     Desprenderse de aquello que se ama es, cada vez más, un acto contracultural, pero una sensibilidad entrenada y la buena voluntad nos pueden ayudar hacerlo cuando es necesario.
2.     Muchas veces el principio del camino consiste en reconocer que no sabemos lo que queremos, que no sabemos a dónde nos dirigimos. Aún así, a veces basta con ponerse en marcha. A eso se enfrenta Ismael, que necesita un empujón para salir de la espiral en la que ha entrado... ¿estás seguro de lo que necesitas en tu vida? ¿sabes por dónde empezar a cambiarla?
3.     En estos tiempos que vivimos (en concreto, la alarma por coronavirus que sucede mientras se escriben estas líneas), Diecisiete nos enseña que hay que aprender a perder; no basta con entender que a veces nos toca hacerlo, sino que es necesario reconocer la derrota, y tratar de interiorizar la lección que nos ofrece en cada caso.
4.      A su manera, casi sin quererlo, esta película decide celebrar la vida, celebrarla como oportunidad. La presencia de la abuela Cuca no es casualidad y el hecho de que Héctor apueste por ella, desde el principio de la historia, habla del espíritu del protagonista y de su empeño poco ortodoxo de intentar hacer lo correcto.
5.     Que la ironía es, la mayoría de las veces, una excusa para decir tonterías, un escudo detrás del que nos escondemos para no hablar a la cara, para no buscar la verdad que permite la auténtica comunicación. ¿Qué barreras construyo que me impiden una comunicación verdadera con los demás? ¿Permito que la ironía se interponga en mi encuentro con el prójimo?

lunes, 17 de febrero de 2020

CERRANDO PUNTOS SUSPENSIVOS


Autora: Rozalén


Sinopsis
Rozalén es una cantautora de moda. Su mejor manera de transmitir es con una guitarra, unas letras con sentido profundo y una voz desgarrada entre lo coplero y lo moderno. Pero ha intentado acercarse a un nuevo modo de comunicar. Porque sí. Este libro recoge el intento de expresar sentimientos, vivencias, emociones, sensaciones… una especie de síntesis de una vida sencilla y vital que estás a punto de descubrir.


¿Por qué leer "Cerrando puntos suspensivos"?
Los libros son siempre un modo de transmitir algo. Ideas, pensamientos, hechos… y también vida. Rozalén lo ha conseguido. No se trata de relatos extensos y mucho menos, difíciles de digerir. Son relatos breves, a veces demasiado breves que dejan al lector con las ganas de más. Ella suele emocionarnos con música y voz. Aquí lo hace con las palabras. Pretende, con la sencillez que le caracteriza, mostrarse tal y como es. Con ese desparpajo en lo que narra y con el sentimiento de quien comparte algo que lleva por dentro y que quiere que todo el mundo oiga. En estos relatos de su vida intenta mostrar su alma, lo que la motiva, sus alegrías y sus fragilidades, las vivencias que se esconden tras alguien que pretende vivir de la música. Sobre todo, estos fragmentos de vida recogen honestidad. Es Rozalén en estado puro. No busques en las páginas de este libro su vida, ni su biografía ni siquiera un conjunto de historietas reales. Es otra cosa. En ese estilo ágil de quien cuenta las cosas tal y como las vive, son páginas llenas de vida, de olores y de sonidos, de personas tan conocidos por ella que pasan a ser conocidas para el lector. Muchas de ellas están en el fondo de sus canciones y otras expresan lo que vive cantando lo que canta. Si te apetece descubrir a Rozalén, te invito a que además de oírla, la leas, para que la comprendas y la entiendas. Por cierto, casi desperdigados entre los relatos, encontraras dibujos de ella, que te harán soñar de alguna manera.


«Volver al cero. Me acostumbré al mínimo abundante de espectadores, un poco al reconocimiento… Me doy cuenta del acomodo y se me había olvidado que las cosas cuestan tanto trabajo… Aquí estoy, en una calle de Buenos Aires, volviendo al cero, a desplegar bien brillante las plumas, a salir a buscar y a tocar en la calle. Se me había olvidado que sólo unos cuantos giran la cara para mirar lo que escuchan porque tiene una vida, otros te regalan la sonrisa y algunos pocos de los seres sensibles se quedan contigo a compartir. A veces soy un poco insoportable y quiero siempre todo “aquí y ahora”. Pues claro… Las cosas cuestan mucho trabajo y es uno mismo el que más tiene que luchar por su proyecto. No debo bajar la guardia. Y qué felicidad provoca la conquista por goteo, sentir que te queda todo por hacer. Así me siento. Feliz. ¡VIVA! Seré mucho más agradecida a partir de ahora». p 87.