Páginas vistas en total

jueves, 31 de octubre de 2013

EL ALEPH


Autor: Jorge Luis Borges


Intentar hablar de los cuentos de Borges en dos columnas es, simplemente y al igual que sus cuentos, fantástico. La literatura fantástica, los cuentos de Borges, proceden de diferentes tipos de fantasía: la incomprensible, la irracional, la anclada en la vida pero que, sin embargo, es totalmente fantástica. En todos sus cuentos hay mucho de sí mismo, de su erudición literaria y vital. Lo fantástico en Borges no está habitado por seres y mundos imaginarios, sino por seres y acontecimientos reales en los que acontece lo fantástico como parte de la vida. En todos sus cuentos hay un momento, una situación, que nos lleva a aquello que está más allá de nuestra pequeña realidad y nos conduce a una realidad imposible en el mundo y en la mentalidad de la sociedad en la que vivimos, pero totalmente real en lo más profundo de nosotros, de nuestros sueños, de nuestra mente.

Todos los cuentos de Borges pueden contemplarse desde esta óptica: El jardín de senderos que se bifurcan (1941), Ficciones (1944), El libro de arena (1974)...

He elegido El Aleph porque con él descubrí a Borges y se me abrieron las puertas de una literatura desconocida, una manera de ver la realidad absolutamente extraña pero sorprendentemente cercana a todo lo vivido, amado, soñado... Me atrevo descaradamente a recomendar su lectura y al leerlo nos arriesgamos a romper esquemas literarios anteriores, a olvidar novelas con planteamiento, nudo y desenlace, a escapar sin complejos de lo lógico y previsible, a conocer tipos humanos más cercanos a nosotros de lo que podemos pensar y que pueden abrirnos a tantos personajes con los que tenemos que convivir habitualmente.

No creo que Borges pretendiera en ningún momento que su obra fuera interpretada ideológicamente en ningún sentido, sin embargo, muchos de sus cuentos nos hablan de realidades humanas básicas, de sentimientos comunes, de las dudas vitales que habitan en cada uno de nosotros.

Hay un cuento en El Aleph que me encanta, en realidad me gustan todos pero este es muy especial, se llama Funes el memorioso. Un cuento sobre lo diferente y cómo podemos acercarnos al que es diferente, un cuento sobre la memoria, su importancia y su desastre.

Empecemos por El Aleph para ver si nos engancha todo el alefato de la obra borgiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario